GUÍA PARA ELEGIR SU EMISOR

Calculadora de potencias

Emisor térmicos, con fluido, cerámico, hierro fundido ¿cuál elegir?

El calor inteligente y programable es sin duda una de las principales ventajas de los emisores térmicos sobre otras fuentes de calor a la hora de conseguir una mayor eficiencia energética en nuestro hogar. Junto a la calidad de los materiales, el ahorro se consigue gracias al control de la temperatura en las diferentes estancias. Todos nuestros emisores incorporan un CRONO-TERMOSTATO DIGITAL DE ALTA PRECISIÓN PROGRAMABLE, que nos permite regular la temperatura de cada habitación de forma individual, adaptándose completamente a nuestro ritmo de vida, evitando con ello gastos innecesarios de energía, al poder programar las horas que deseamos tener una temperatura confortable, o mantener una temperatura mínima en los momentos que nos encontremos fuera de casa. Para ello además, nuestros emisores térmicos están disponibles en diferentes potencias para poder adaptarnos a las necesidades de su hogar.

¿Qué necesidades tiene? ¿Cuál es su prioridad? ¿Para qué momento necesita un emisor? ¿Dónde lo necesita? Cada hogar, cada estancia puede tener necesidades diferentes y requerir incluso modelos distintos de emisores para una misma vivienda para poder optimizar al máximo el control energético y por tanto, el gasto de su factura de la luz.

Emisores térmicos

Calor inmediato: sensación de calor instantáneo durante el tiempo que necesitemos.

Perfectos para:

– Estancias donde no necesitemos que la calefacción esté encendida durante todo el día, bien por su uso u orientación, permitiendo ahorrar energía en habitaciones soleadas o de poco uso.

š– Segundas viviendas, en las que deseamos disfrutar de un confort inmediato durante el tiempo que dure nuestra estancia.

š- Viviendas en zonas cálidas, donde no es necesario tener encendidos los radiadores durante todo el día, pero sí se necesite mantener un ambiente agradable al caer la noche.

Emisores cerámicos, con fluido, o hierro fundido

Sensación de calor más gradual hasta alcanzar la temperatura de confort programada, con una gran inercia térmica.

Para un uso prolongado como en oficinas, negocios, viviendas habituales, y poder obtener un nivel de confort ideal.

šGeneran un calor gradual. Su gran inercia térmica, la proporcionan los bloques cerámicos, el fluido, o las planchas de hierro fundido en su interior. Son capaces de seguir emitiendo calor en los ciclos de apagado del aparato (cuando éste ha alcanzado la temperatura deseada), por lo que se logran espaciar por más tiempo las fases de encendido y apagado. Son por tanto idóneos para un uso continuado y así conseguir una eficiencia óptima del consumo.